Connect with us

Horoscopo

Fósiles de 500 millones de años resuelven un antiguo enigma sobre la evolución de la vida en la Tierra

Published

on

Reconstrucción artística de Gangtoucunia aspera tal como habría aparecido en vida en el lecho marino del Cámbrico, hace aproximadamente 514 millones de años. Al individuo en primer plano se le ha quitado parte del esqueleto para mostrar el pólipo blando dentro del esqueleto. Crédito: Reconstrucción por Xiaodong Wang

Los científicos finalmente han resuelto un rompecabezas de siglos de antigüedad en la evolución de la vida en la tierra, revelando cómo eran los primeros animales en hacer esqueletos. Este descubrimiento fue posible gracias a una colección de fósiles excepcionalmente bien conservada descubierta en la provincia oriental de Yunnan, China. Los resultados de la investigación se publicaron el 2 de noviembre en la revista científica Actas de la Royal Society B.

En un evento llamado Explosión Cámbrica, hace alrededor de 550 a 520 millones de años, los primeros animales en construir esqueletos resistentes y robustos aparecen repentinamente en el registro fósil en un abrir y cerrar de ojos geológico. Muchos de estos primeros fósiles son simples tubos huecos que van desde unos pocos milímetros hasta varios centímetros de longitud. Sin embargo, se desconocía casi por completo el tipo de animales que componían estos esqueletos, ya que carecían de la conservación de las partes blandas necesarias para identificarlos como pertenecientes a los principales grupos de animales que aún viven en la actualidad.

Diagrama de Gangtocunia aspera

Espécimen fósil (izquierda) y diagrama (derecha) de Gangtoucunia aspera que conserva tejido blando, incluidos el intestino y el tentáculo. Crédito: Luke Parry y Guangxu Zhang

cuatro ejemplares de Gangtoucunia aspera con tejidos blandos aún intactos, incluidos el intestino y las piezas bucales, se incluyen en la nueva colección de fósiles de 514 millones de años. Estos revelan que esta especie tenía una boca revestida con un anillo de tentáculos lisos y no ramificados de unos 5 mm (0,2 pulgadas) de largo. Es probable que estos se usaran para picar y capturar presas, como pequeños artrópodos. Los fósiles también muestran que Gangtocunia tenía un intestino ciego (abierto en un solo extremo), dividido en cavidades internas, que llenaban la longitud del tubo.

Estas son características que se encuentran hoy en día solo en las medusas modernas, las anémonas y sus parientes cercanos (llamados cnidarios), organismos cuyas partes blandas son extremadamente raras en el registro fósil. El estudio muestra que estos simples animales estuvieron entre los primeros en construir los esqueletos duros que componen gran parte del registro fósil conocido.

Según los investigadores, Gangtocunia se habría parecido a los pólipos modernos de las medusas escifozoos, con una estructura tubular dura anclada al sustrato subyacente. La boca del tentáculo se habría extendido fuera del tubo, pero podría haberse retraído dentro del tubo para evitar a los depredadores. Sin embargo, a diferencia de los pólipos vivos de las medusas, el tubo de Gangtocunia estaba hecho de fosfato de calcio, un mineral duro que forma nuestros propios dientes y huesos. El uso de este material para construir esqueletos se ha vuelto más raro en los animales con el tiempo.

Región de la boca de Gangtoucunia aspera

Fotografía de primer plano de la región de la boca de Gangtoucunia aspera que muestra los tentáculos que se habrían utilizado para capturar presas. Crédito: Luke Parry y Guangxu Zhang

Autor correspondiente Dr. Luke Parry, Departamento de Ciencias de la Tierra,[{» attribute=»»>University of Oxford, said: “This really is a one-in-million discovery. These mysterious tubes are often found in groups of hundreds of individuals, but until now they have been regarded as ‘problematic’ fossils, because we had no way of classifying them. Thanks to these extraordinary new specimens, a key piece of the evolutionary puzzle has been put firmly in place.”

The new specimens clearly demonstrate that Gangtoucunia was not related to annelid worms (earthworms, polychaetes and their relatives) as had been previously suggested for similar fossils. It is now clear that Gangtoucunia’s body had a smooth exterior and a gut partitioned longitudinally, whereas annelids have segmented bodies with transverse partitioning of the body.

The fossil was found at a site in the Gaoloufang section in Kunming, eastern Yunnan Province, China. Here, anaerobic (oxygen-poor) conditions limit the presence of bacteria that normally degrade soft tissues in fossils.

Gangtoucunia aspera Fossils

Fossil specimen of Gangtoucunia aspera preserving soft tissues, including the gut and tentacles (left and middle). The drawing at the right illustrates the visible anatomical features in the fossil specimens. Credit: Luke Parry and Guangxu Zhang

PhD student Guangxu Zhang, who collected and discovered the specimens, said: “The first time I discovered the pink soft tissue on top of a Gangtoucunia tube, I was surprised and confused about what they were. In the following month, I found three more specimens with soft tissue preservation, which was very exciting and made me rethink the affinity of Gangtoucunia. The soft tissue of Gangtoucunia, particularly the tentacles, reveals that it is certainly not a priapulid-like worm as previous studies suggested, but more like a coral, and then I realised that it is a cnidarian.”

Although the fossil clearly shows that Gangtoucunia was a primitive jellyfish, this doesn’t rule out the possibility that other early tube-fossil species looked very different. From Cambrian rocks in Yunnan province, the research team has previously found well-preserved tube fossils that could be identified as priapulids (marine worms), lobopodians (worms with paired legs, closely related to arthropods today), and annelids.

Co-corresponding author Xiaoya Ma (Yunnan University and University of Exeter) said: “A tubicolous mode of life seems to have become increasingly common in the Cambrian, which might be an adaptive response to increasing predation pressure in the early Cambrian. This study demonstrates that exceptional soft-tissue preservation is crucial for us to understand these ancient animals.”

Reference: “Exceptional soft tissue preservation reveals a cnidarian affinity for a Cambrian phosphatic tubicolous enigma” by Guangxu Zhang, Luke A. Parry, Jakob Vinther and Xiaoya Ma, 2 November 2022, Proceedings of the Royal Society B Biological Sciences.
DOI: 10.1098/rspb.2022.1623

READ  Investigadora Reina Sikkema: `` Simplemente sabes que algo salta de vez en cuando ''

Experiencia en periódicos nacionales y periódicos medianos, prensa local, periódicos estudiantiles, revistas especializadas, sitios web y blogs.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Horoscopo

La Vía Láctea es demasiado grande para su «muro cosmológico»

Published

on

Una galaxia análoga solitaria de la Vía Láctea, demasiado masiva para su pared. La imagen de fondo muestra la distribución de materia oscura (verde y azul) y galaxias (aquí vistas como pequeños puntos amarillos) en una fina porción del volumen cúbico en el que esperamos encontrar una de estas raras galaxias masivas. Crédito: Imágenes: Miguel A. Aragon-Calvo, Datos de simulación: Proyecto Illustris TNG (CC BY 4.0)

La Vía Láctea resulta ser más única de lo que pensábamos

Es el[{» attribute=»»>Milky Way special, or, at least, is it in a special place in the Universe? An international team of astronomers has found that the answer to that question is yes, in a way not previously appreciated. A new study shows that the Milky Way is too big for its “cosmological wall,” something yet to be seen in other galaxies. The new research is published in Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

A cosmological wall is a flattened arrangement of galaxies found surrounding other galaxies, characterized by particularly empty regions called ‘voids’ on either side of it. These voids seem to squash the galaxies together into a pancake-like shape to make the flattened arrangement. This wall environment, in this case, called the Local Sheet, influences how The Milky Way and nearby galaxies rotate around their axes, in a more organized way than if we were in a random place in the Universe, without a wall.

Typically, galaxies tend to be significantly smaller than this so-called wall. The Milky Way is found to be surprisingly massive in comparison to its cosmological wall, a rare cosmic occurrence.

Milky Way Analog Wall of Galaxies

A Milky Way Analogue sitting at the center of a flat wall of smaller galaxies (grey spheres). The blue circles indicate distance from the Milky Way Analogue in 1 Mpc intervals. The background image shows the distribution of dark matter (green and blue) and galaxies (here seen as tiny yellow dots) in a thin slice of the cubic volume in which we expect to find one of such rare massive galaxies. Credit: Images: Miguel A. Aragon-Calvo, Simulation Data: Illustris TNG project (CC BY 4.0)

The new findings are based on a state-of-the-art computer simulation, part of the IllustrisTNG project. The team simulated a volume of the Universe nearly a billion light-years across that contains millions of galaxies. Only a handful – about a millionth of all the galaxies in the simulation – were as “special” as the Milky Way, i.e. both embedded in a cosmological wall like the Local Sheet, and as massive as our home galaxy.

According to the team, it may be necessary to take into account the special environment around the Milky Way when running simulations, to avoid a so-called “Copernican bias” in making scientific inference from the galaxies around us. This bias, describing the successive removal of our special status in the nearly 500 years since Copernicus demoted the Earth from being at the center of the cosmos, would come from assuming that we reside in a completely average place in the Universe. To simulate observations, astronomers sometimes assume that any point in a simulation such as IllustrisTNG is as good as any, but the team’s findings indicate that it may be important to use precise locations to make such measurements.

Local Sheet Surrounding Milky Way

The Local Sheet, a flat wall of galaxies surrounding the Milky Way (indicated by a spiral pattern). The blue circles indicate distance from the Milky Way in 1 Mpc intervals. Credit: Images: Miguel A. Aragon-Calvo, Simulation Data: Illustris TNG project

“So, the Milky Way is, in a way, special,” said research lead Miguel Aragón. “The Earth is very obviously special, the only home of life that we know. But it’s not the center of the Universe, or even the Solar System. And the Sun is just an ordinary star among billions in the Milky Way. Even our galaxy seemed to be just another spiral galaxy among billions of others in the observable Universe.”

“The Milky Way doesn’t have a particularly special mass, or type. There are lots of spiral galaxies that look roughly like it,” Joe Silk, another of the researchers, said. “But it is rare if you take into account its surroundings. If you could see the nearest dozen or so large galaxies easily in the sky, you would see that they all nearly lie on a ring, embedded in the Local Sheet. That’s a little bit special in itself. What we newly found is that other walls of galaxies in the Universe like the Local Sheet very seldom seem to have a galaxy inside them that’s as massive as the Milky Way.”

Local Sheet Milky Way Analogs

A Local Sheet Analogue in the Illustris TNG300 simulation, a flat wall of galaxies surrounding a Milky Way Analogue galaxy (large sphere at the center). The blue circles indicate distance from the central galaxy in 1 Mpc intervals. Credit: Images: Miguel A. Aragon-Calvo, Simulation Data: Illustris TNG project

“You might have to travel a half a billion light years from the Milky Way, past many, many galaxies, to find another cosmological wall with a galaxy like ours,” Aragón said. He adds, “That’s a couple of hundred times farther away than the nearest large galaxy around us, Andromeda.”

“You do have to be careful, though, choosing properties that qualify as ‘special,’” Dr. Mark Neyrinck, another member of the team, said. “If we added a ridiculously restrictive condition on a galaxy, such as that it must contain the paper we wrote about this, we would certainly be the only galaxy in the observable Universe like that. But we think this ‘too big for its wall’ property is physically meaningful and observationally relevant enough to call out as really being special.”

Reference: “The unusual Milky Way-local sheet system: implications for spin strength and alignment” by M A Aragon-Calvo, Joseph Silk and Mark Neyrinck, 23 December 2022, Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.
DOI: 10.1093/mnrasl/slac161

READ  Extraña nieve submarina da pistas sobre la capa helada de la luna Europa de Júpiter
Continue Reading

Horoscopo

Hay una ‘ciudad perdida’ en el fondo del océano, y no se parece a nada que hayamos visto: ScienceAlert

Published

on

Cerca de la cima de una montaña submarina al oeste de la Cordillera del Atlántico Medio, un paisaje irregular de torres se eleva desde la oscuridad.

Sus paredes y columnas de carbonato cremoso parecen de un azul fantasmal a la luz de un vehículo a control remoto enviado a explorar.

Varían en altura de pequeñas pilas del tamaño de hongos venenosos forman un gran monolito de 60 metros (casi 200 pies) de altura. Es la ciudad perdida.

Un vehículo a control remoto ilumina las agujas de la ciudad perdida. (D. Kelley/UW/URI-IAO/NOAA).

Descubierto por científicos en 2000, más de 700 metros (2,300 pies) debajo de la superficie, El campo hidrotermal de Ciudad Perdida es el entorno de ventilación más longevo que se conoce en el océano. Nunca se ha encontrado nada igual.

Durante al menos 120.000 años y posiblemente más, el manto ascendente en esta parte del mundo ha reaccionado con el agua de mar para empujar hidrógeno, metano y otros gases disueltos al océano.

En las grietas y hendiduras de los respiraderos del campo, los hidrocarburos alimentan nuevas comunidades microbianas incluso sin la presencia de oxígeno.

Bacterias en columna de calcita.
Hebras de bacterias que viven en un respiradero de calcita en la Ciudad Perdida. (Universidad de Washington/CC POR 3.0).

Chimeneas que escupen gases hasta 40°C (104°F) son el hogar de una gran cantidad de caracoles y mariscos. Los animales más grandes, como cangrejos, camarones, erizos de mar y anguilas, son raros, pero aún están presentes.

A pesar de la naturaleza extrema del medio ambiente, parece estar lleno de vida, y los investigadores creen que merece nuestra atención y protección.

Si bien es probable que existan otros respiraderos hidrotermales como este en otros lugares de los océanos del mundo, es el único que los vehículos operados a distancia han podido encontrar hasta ahora.

READ  Investigadora Reina Sikkema: `` Simplemente sabes que algo salta de vez en cuando ''

Los hidrocarburos producidos por los respiraderos de Ciudad Perdida no se formaron a partir del dióxido de carbono atmosférico o la luz solar, sino a través de reacciones químicas en el lecho marino profundo.

Debido a que los hidrocarburos son los componentes básicos de la vida, deja abierta la posibilidad de que la vida se haya originado en un hábitat como este. Y no solo en nuestro propio planeta.

«Es un ejemplo de un tipo de ecosistema que podría estar activo en Encelado o Europa en este momento», dijo el microbiólogo William Brazelton. Relata el smithsonian en 2018, refiriéndose a las lunas de Saturno y Júpiter.

«Y tal vez marzo en el pasado.»

A diferencia de los respiraderos volcánicos submarinos llamados fumadores negrosque también fueron designados como el primer hábitat posible, el ecosistema de la Ciudad Perdida no depende del calor del magma.

Los negros humeantes producen principalmente minerales ricos en hierro y azufre, mientras que las chimeneas de la ciudad perdida producen hasta 100 veces más hidrógeno y metano.

Los respiraderos de calcita de Lost City también son mucho, mucho más grandes que los humos negros, lo que sugiere que han estado activos por más tiempo.

Gran Ventilación de la Ciudad Perdida
Chimenea de nueve metros de altura en la Ciudad Perdida. (Universidad de Washington/Instituto de Oceanografía Woods Hole).

El más alto de los monolitos se llama Poseidón, en honor al dios griego del mar, y mide más de 60 metros de altura.

Justo al noreste de la torre, mientras tanto, hay un acantilado con breves estallidos de actividad. Investigadores de la Universidad de Washington describir los respiraderos aquí como ‘llorar’ con fluido para producir ‘racimos de crecimientos de carbonato delicados y de múltiples puntas que se extienden hacia afuera como los dedos de las manos hacia arriba’.

READ  Los valles antiguos pueden mostrar cómo los casquetes polares responderán al cambio climático: NPR

Desafortunadamente, los científicos no son los únicos atraídos por este terreno inusual.

En 2018 se anunció que Polonia había ganó los derechos para explotar las profundidades del mar alrededor de La Ciudad Perdida. Si bien no hay recursos valiosos para extraer del propio campo de calor, la destrucción de los alrededores de la ciudad podría tener consecuencias no deseadas.

Cualquier columna o liberación, provocada por la minería, podría extenderse fácilmente sobre este notable hábitat, advierten los científicos.

Por lo tanto, algunos expertos son llamando por la Ciudad Perdida en la Lista del Patrimonio Mundial, para proteger la maravilla natural antes de que sea demasiado tarde.

Durante decenas de miles de años, la ciudad perdida se ha mantenido como testimonio de la fuerza perdurable de la vida.

Sería como si lo estropeáramos.

Una versión anterior de este artículo se publicó en agosto de 2022.

Continue Reading

Horoscopo

AAC Clyde Space formará parte del primer satélite GEO Space Situational Awareness (SSA) de Europa – SatNews

Published

on

Un consorcio que incluye AAC Espacio de Clydeafiliado, AAC Hiperiónfue seleccionado por Fondo Europeo de Defensa desarrollar un satélite <100 kg para ser colocado en GEO para conciencia situacional espacial (CULO).

El satélite, llamado náucratesno debe ser rastreable desde un radar terrestre, telescopio óptico o radiotelescopio y se espera que sea el primer satélite GEO europeo para SSA en GEO.

Con su experiencia en determinación de actitud y sistemas de control, AAC Hyperion suministrará los componentes del prototipo. Como socio del consorcio, AAC Hyperion también participará en el diseño del bus satelital, su prototipo, así como en la integración y las pruebas. Este proyecto se beneficia de una financiación del Fondo Europeo de Defensa (EDF) de 0,7 millones de euros acuerdo de subvención 101102517 – NAUCRATES – EDF-2021-OPEN-D. Se espera que el satélite se entregue en 2026.

Europa, con su flota de satélites GEO militares y comerciales, necesita cada vez más capacidades independientes de control y vigilancia del espacio. El satélite Naucrates desempeñará un papel clave en la capacidad de Europa para realizar SSA.

El satélite se posicionará en una órbita estable fuera del cinturón GEO para no perturbar a otros satélites o transmisiones, con la capacidad de acercarse a otros objetos GEO para tomar imágenes con resolución centimétrica. Contará con un telescopio óptico que utiliza infrarrojos especiales para la transmisión de imágenes a fin de minimizar la posibilidad de espionaje.

Los satélites en GEO permanecen exactamente sobre el ecuador a aprox. 36.000 kilómetros, sin cambiar su posición relativa a una ubicación en la Tierra. El satélite Naucrates será lanzado directamente a GEO por un Ariadna 6 y podría permanecer en órbita de 3 a 5 años.

READ  Un grupo de iglesias afirmadoras está creando un espacio acogedor para los habitantes LGBTQ de Chicago

«Estamos orgullosos de ser parte de este proyecto de vanguardia, que impulsará aún más las capacidades de los satélites pequeños y contribuirá a un entorno orbital más seguro.«, dijo el director ejecutivo de AAC, Clyde Space, luis gomes.

Continue Reading

Trending