Connect with us

Entretenimiento

Testigo relata los asesinatos de jesuitas en 1989 a manos de fuerzas salvadoreñas entrenadas por Estados Unidos: NPR

Published

on

Lucía Cerna trabajó como empleada de limpieza en la Universidad de Centroamérica José Simeón Cañas en El Salvador. El 16 de noviembre de 1989, vio a soldados armados matar a seis sacerdotes jesuitas, un cocinero y una adolescente.

Danny Hajek / NPR


ocultar leyenda

alternar leyenda

Danny Hajek / NPR

Lucía Cerna trabajó como empleada de limpieza en la Universidad de Centroamérica José Simeón Cañas en El Salvador. El 16 de noviembre de 1989, vio a soldados armados matar a seis sacerdotes jesuitas, un cocinero y una adolescente.

Danny Hajek / NPR

El 16 de noviembre de 1989, una señora de la limpieza llamada Lucía Cerna fue despertada por una conmoción violenta fuera de su ventana.

“Escuché disparos, disparos a lámparas, paredes y ventanas”, escribe Cerna en sus memorias, La Verdad: testigo de los mártires salvadoreños. “Escuché puertas golpeando y cosas arrojadas.

Soldados armados irrumpieron en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, en las afueras de la capital de El Salvador, e irrumpieron en la residencia donde dormían seis sacerdotes jesuitas.

“Los vi”, recuerda Cerna, de 73 años, en una entrevista con NPR en su sala de estar. Por privacidad, no quiere revelar dónde vive hoy. “Vi a los hombres con todo su equipo y uniformes. Podía verlo y escucharlo todo a través de una ventana”.

Cerna se acurrucó en el suelo con su esposo y su hija de 4 años en una casa cercana cuando los soldados comenzaron a disparar contra los sacerdotes católicos.

Entre los ocho muertos estaban Ignacio Ellacuría, rector de la universidad, la cocinera jesuita Julia Elba Ramos y su hija Celina Maricet Ramos, de 16 años. La última voz que escuchó Cerna fue el vicerrector Ignacio Martín-Baró, gritando a los soldados: “¡Esto es una injusticia!”

“Luego lo empujaron por las escaleras y los mataron”, dice Cerna. “Y todo quedó en silencio, como si nada hubiera pasado”.

El sábado se cumple el 30 aniversario de la masacre de los jesuitas, uno de los crímenes religiosos más publicitados en la historia reciente de América Latina. Llamó la atención del mundo sobre una profunda crisis en El Salvador y las violaciones de derechos humanos que han persistido durante una guerra civil de 12 años. Medio millón de salvadoreños han sido desplazados y muchos han huido como refugiados a Estados Unidos.

Sacerdotes jesuitas (en el sentido de las agujas del reloj desde la esquina superior izquierda) Joaquín López y López, Ignacio Martín-Baró, Ignacio Ellacuría, Amando López, Juan Ramón Moreno y Segundo Montes.

Stephen kroeger

Fuera de los muros de la Universidad de Centroamérica, el ejército salvadoreño ha estado enfrascado en intensos combates contra las fuerzas guerrilleras de izquierda del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional, o FMLN.

Estados Unidos, receloso de la influencia soviética en Centroamérica, apoyó al régimen militar anticomunista de El Salvador. Entre 1980 y 1992, Estados Unidos envió más de $ 4 mil millones en ayuda económica y militar al gobierno salvadoreño, o alrededor de $ 1 millón al día.

Si bien los legisladores estadounidenses apoyaron la necesidad de desarrollar un gobierno democrático en El Salvador, la realidad era que Washington estaba financiando un ejército corrupto, conocido por sus secuestros, torturas y abusos. masacrar a civiles inocentes.

“Siempre se encontraban cadáveres en los vertederos”, explica Víctor Ábalos, quien informó durante la guerra civil en El Salvador en la década de 1980 como periodista independiente. “Jóvenes, ancianos, mujeres, hombres: el tema de muchas personas era que la vida era barata”.

Los sacerdotes jesuitas se convirtieron en las últimas víctimas de la guerra civil que dejó más de 75.000 muertos.

La cocinera Julia Elba Ramos y su hija de 16 años Celina Maricet Ramos estaban entre las ocho asesinadas en 1989.

Stephen kroeger


ocultar leyenda

alternar leyenda

Stephen kroeger

La cocinera Julia Elba Ramos y su hija de 16 años Celina Maricet Ramos estaban entre las ocho asesinadas en 1989.

Stephen kroeger

“Sé un patriota, mata a un sacerdote”

Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín-Baró, Segundo Montes, Amando López, Juan Ramón Moreno y Joaquín López y López se encuentran entre los principales investigadores de El Salvador. Eran teólogos que a menudo servían a comunidades rurales atrapadas en zonas de guerra.

“Uno de sus modelos a seguir fue amar y servir”, dice Paulita Pike, una estadounidense que estudió con los jesuitas en la Universidad de Centroamérica y vive en El Salvador. “Cuida a los pobres, sirve a los pobres, a los hambrientos, a los que no tienen nada”.

Los sacerdotes se opusieron públicamente al apoyo de Estados Unidos a las fuerzas armadas salvadoreñas y pidieron un diálogo pacífico entre la derecha y la izquierda. Entrevistaron a ciudadanos pobres y mantuvieron registros detallados de los refugiados que huían del país.

“Fueron personas indefensas las que fueron asesinadas sin piedad”, dice Pike. “Los jesuitas amaban a El Salvador y sentían que era su deber no abandonarnos en nuestra hora más oscura”.

READ  Erika Buenfil no perdona a Martha Figueroa: "Es como cuando dices 'esa vieja me engorda'"

Sin embargo, la derecha acusó a los jesuitas de ser comunistas, y Ellacuría fue llamada “el cerebro detrás de la guerrilla”.

“En los días previos a la masacre de los jesuitas, conducía con mi madre y escuchábamos un [state-run] “Recuerda Pike.” Estabas escuchando este odio inquebrantable y todo estaba dirigido contra los jesuitas, y específicamente contra Ellacuría. “

La procesión fúnebre de los seis sacerdotes jesuitas en San Salvador, El Salvador, el 19 de noviembre de 1989.

Luis Romero / AP


ocultar leyenda

alternar leyenda

Luis Romero / AP

La procesión fúnebre de los seis sacerdotes jesuitas en San Salvador, El Salvador, el 19 de noviembre de 1989.

Luis Romero / AP

No era la primera vez que el clero católico era atacado en El Salvador. A lo largo de la Guerra Civil, los sacerdotes y las monjas que estaban junto a los pobres fueron el blanco de los escuadrones de la muerte de derecha: expulsados, golpeados, encarcelados y asesinados.

El 12 de marzo de 1977, el cura Rutilio Grande fue emboscado por hombres armados cuando se dirigía a misa en la localidad rural de El Paisnal, muerto por una lluvia de balas.

El 24 de marzo de 1980, el famoso Arzobispo Oscar de El Salvador Romero, quien fue canonizado como santo católico el año pasado, fue asesinado en el altar mientras celebraba misa en la capilla de un hospital de San Salvador.

2 de diciembre de 1980 cuatro religiosas americanas – Maura Clarke, Dorothy Kazel, Ita Ford y Jean Donovan – fueron violadas y asesinadas por las fuerzas de seguridad del gobierno salvadoreño.

“Si las fuerzas de seguridad le encontraron una Biblia, sospechaba”, dice Pike. “La Biblia fue vista como un libro subversivo”.

Fuera de las iglesias se esparcieron folletos con un mensaje aterrador: “Sé patriota, mata a un sacerdote”.

Segundo Montes, uno de los jesuitas asesinados en el ataque de noviembre de 1989, habló con NPR antes de morir. “Todos tenemos que arriesgarnos un poco”, dijo.

“No me creyeron”

Cerna pasó 10 años trabajando como ama de llaves jesuita en la Universidad de San Salvador.

“Me sentí tan feliz, incluso cuando solo estaba barriendo y quitando el polvo”, dice. “He llegado a amar mucho a los sacerdotes”.

Dijo que conocía cada habitación, cada habitación, cada rincón de las oficinas de los sacerdotes porque los limpiaba todos.

En esta foto de 1984, Lucía Cerna limpia el despacho de Ignacio Martín-Baró, vicerrector de la Universidad de Centroamérica José Simeón Cañas.

Ignacio Martín-Baró / Cortesía de la familia Cerna

“Incluso los conocía por el sonido de sus pasos cuando caminaban por la oficina”, dice. “Antes de la tragedia, sonreí. Todo lo que hice, lo hice con una sonrisa. Pero después de eso caí en una profunda depresión.

A los soldados que llevaron a cabo las matanzas se les ordenó no dejar testigos, poniendo en peligro la vida de Cerna. Huyó del país bajo la protección de jesuitas y diplomáticos europeos y llegó a un hotel Radisson en Miami, Florida, donde el FBI y un coronel salvadoreño la interrogaron.

“No me creyeron”, escribe Cerna en su libro de 2014, La verdad, que significa “la verdad” en español. “Me acusaron de ser comunista y guerrillera. Yo seguía diciendo: ‘Soy ama de llaves'”.

Cerna ha alegado durante mucho tiempo que los funcionarios estadounidenses y salvadoreños la intimidaron y la obligaron a cambiar su historia, alegando que nunca había visto soldados salvadoreños respaldados por Estados Unidos esa noche.

Los funcionarios jesuitas estadounidenses informaron que Cerna estaba “acosado, intimidado e insultado” durante el interrogatorio del FBI. El arzobispo de El Salvador, Arturo Rivera y Damas, acusó a Estados Unidos de haber sometido a Cerna a un “tormento psicológico”.

El FBI negó las acusaciones y un portavoz del Departamento de Estado dijo que el interrogatorio se desarrolló sin problemas.

“Siempre digo la verdad”, dice Cerna hoy. “Eso es lo que me enseñaron los sacerdotes”.

En 1993, un Informe patrocinado por las Naciones Unidas confirmó los alarmantes detalles de la masacre de noviembre de 1989: los jesuitas fueron asesinados por miembros del Batallón Atlacatl, una unidad de élite del ejército salvadoreño entrenado y equipado por Estados Unidos.

Treinta años después, Cerna todavía se pregunta si podría haber cambiado los corazones de los soldados que mataron a sus amigos.

“Si los soldados me hubieran hablado primero, no lo habrían hecho”, dijo. “Les habría dicho que no lo hicieran y no lo hubieran hecho”.

Ella hace una pausa.

“Los extraño, siempre”.

Profesional dinámico con una combinación única de experiencia técnica y visión para los negocios. Especialización progresiva en la dirección de centros de beneficio independientes y gestión de empresas propias. Explorando innovaciones disruptivas en la experiencia del usuario a medida y me encanta escribir artículos tecnológicos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entretenimiento

Varios planes en marcha para salvar a los mineros chilenos atrapados

Published

on

Publicado en: Modificado:

El sábado continuaron los trabajos para rescatar a los 33 mineros chilenos atrapados a 700 metros bajo tierra, incluida una perforación más rápida para expandir un pozo de suministro existente y un plan para usar una plataforma petrolera para perforar un tercer pozo de rescate.

AFP – Une foreuse plus rapide était en cours d’assemblage samedi pour agrandir un puits d’approvisionnement existant à 33 mineurs chiliens piégés, alors que les travaux sur le puits principal se poursuivaient et qu’une cage de sauvetage spéciale était en cours de construction par la Marina.

También estaba en marcha una tercera alternativa, o Plan ‘C’, que involucraba una plataforma petrolera del tamaño de un campo de fútbol y se espera que comience a perforar un tercer pozo de rescate el 18 de septiembre. Independencia de Chile, dijo el presidente Sebastián Piñera.

La batalla para llegar a los hombres atrapados a 700 metros bajo tierra desde el colapso del 5 de agosto presenta un doble desafío: perforar la roca y lidiar con los efectos psicológicos del aislamiento prolongado a gran profundidad.

Un grupo de funcionarios de la NASA concluyó una visita de tres días a la mina el viernes con un informe que recomendaba que los mineros recibieran dosis adicionales de vitamina D para compensar la falta de luz solar, un régimen de ejercicio adecuado y actividades para mantenerlos ocupados.

“Tenemos tres planes alternativos: el plan A está operativo, el plan B … debe comenzar el domingo y el plan C se está desarrollando para que para el 18 de septiembre esté operativa una tercera opción”, dijo el ingeniero jefe de la operación de rescate. Andrés Sougarret.

READ  "No escribió todas sus canciones": el hermano de Juan Gabriel da fuerte revelación del cantante

“Por el momento tenemos estas tres alternativas, pero todavía tenemos de tres a cuatro meses para el rescate”, agregó.

Los ingenieros reanudaron la perforación con la excavadora Strata 950 de fabricación australiana el viernes después de una breve pausa el jueves cuando la perforación golpeó una falla geológica de 40 metros de profundidad que tuvo que ser reforzada con concreto para hacerla impermeable.

Él

Un segundo pozo que ampliará un conducto de suministro para mineros y podría ayudar en su rescate, llegó el viernes desmantelado sobre cinco camiones al sitio de la mina de cobre y oro en el desierto de Atacama de Chile, a unos 800 kilómetros (500 millas) al norte. de Santiago.

“Me siento muy emocionado y no veo la hora de empezar a trabajar lo antes posible”, dijo a la AFP Juan Castillo Olea, que conducía uno de los camiones que transportaban las piezas de la máquina.

La excavadora T-130 es más rápida que la Strata 950 y se desplegará inicialmente para agrandar el conducto de alimentación a un diámetro de 30 centímetros (12 pulgadas).

El proceso permitirá que equipos de nutricionistas, médicos y familiares de los mineros envíen artículos más grandes a los 33 hombres, dijo Sougarret.

Los ingenieros también están considerando si el conducto de alimentación podría ampliarse aún más, proporcionando a los rescatistas una posible segunda ruta de escape, una opción de respaldo, agregó.

Sougarret dijo que se espera que el T-130 comience a excavar el domingo, y agregó: “Anticipamos más de dos meses para que este árbol” esté terminado.

La tercera opción de rescate fue confirmada por el presidente Sebastián Piñera el viernes.

Sobre el Plan C, Piñera dijo en una conferencia de prensa en Santiago que la estatal Empresa Nacional Petróleos de Chile (ENAP) está entregando la máquina de perforación petrolera que abrirá un nuevo pozo de rescate además del otro.

Sougarret dijo que el Plan C es el más rápido de los tres “si comenzaron al mismo tiempo”. Pero como eso no sucedió, “estamos respetando el plazo de tres a cuatro meses”.

“Siempre existe el riesgo de más colapsos”, advierte. “Estamos hablando de derrumbes en el pozo en construcción”, no en el refugio donde se apiñan los mineros.

La Armada de Chile dijo que está construyendo una jaula o cápsula de metal especial en la que los mineros, uno por uno, realizarán su ascenso de una hora a la superficie cuando se complete el túnel de rescate.

“La cápsula es para proporcionar oxígeno, comunicaciones, luz, enlace de video y un arnés para asegurar a la persona y evitar que use sus piernas mientras es jalada a la superficie”, dijo el comandante naval senior Sergio Sandoval en la estación de televisión 24 Horas.

Dijo que la cápsula, que se está construyendo en los astilleros de la Marina, incluirá una escotilla de escape y un dispositivo de seguridad que el piloto puede usar para descender al punto de partida si la cápsula se atasca en su curso.

Los funcionarios están trabajando para mantener atrapada la moral de los mineros durante 29 días, en medio de advertencias de que pueden pasar hasta Navidad para sacarlos.

A los hombres se les dijo que la salvación estaba a más de dos meses de distancia, pero no una fecha específica.

El informe de la NASA también recomendó “mejorar las condiciones de iluminación para que haya una atmósfera de día / noche”, dijo Michael Duncan, médico del Centro Espacial Houston de la Agencia Espacial de Estados Unidos en Texas.

“Estamos muy impresionados con la calidad de la atención médica brindada, el apoyo brindado a los menores y sus familias”, dijo Duncan a los periodistas.

“Déjeme decirle que estos mineros tienen una inmensa voluntad de sobrevivir”.

Piñera dijo que pronto se bajará un cable con enlace de video para que los hombres puedan ver la transmisión en vivo de un partido amistoso de fútbol entre Chile y Ucrania la próxima semana.

Continue Reading

Entretenimiento

¿La batalla de Castro para evitar un culto a la personalidad está condenada al fracaso?

Published

on

Publicado en: Modificado:

El último deseo del difunto líder de izquierda Fidel Castro era que su nombre e imagen no sucumbieran a un culto o idolatría ciega en Cuba, pero queda por ver si el país puede cumplir con esa exigencia.

enviado especial a Cuba

En un homenaje final masivo al líder de la revolución cubana, el presidente Raúl Castro anunció que su hermano y predecesor había exigido que ninguna calle o edificio público llevara su nombre después de su muerte el 25 de noviembre. Además, Fidel Castro no quería que en el futuro se erigieran estatuas, bustos u otras efigies de él mismo.

El presidente agregó que en un esfuerzo por honrar la oferta final de Fidel, los legisladores cubanos pronto redactarán y aprobarán una ley para sellarla como la ley del país.

La declaración fue un shock para muchos dentro y fuera de Cuba, especialmente porque Fidel Castro ya disfruta de una membresía de culto en muchas partes del mundo. En África, se le considera un actor clave en los movimientos anticolonialistas y antiapartheid del continente. En América Latina, a menudo se lo conoce simplemente como Fidel: su primer nombre es suficiente para invocar a una figura imponente que desafió con orgullo a Washington durante décadas y superó a 10 presidentes de Estados Unidos.

Su negativa declarada a convertirse en una figura de culto también parece ir en contra de las muchas vallas publicitarias de Castro que han brotado en Cuba desde su muerte, y la cobertura de 24 horas que ha recibido en la radio de la televisión pública como el país observó nueve días. de duelo nacional.

READ  España: El ex rey Juan Carlos I no recibirá un trato especial | Entretenimiento

Larga tradición

De hecho, desde los primeros días de la Revolución Cubana, que derrocó al dictador Fulgencio Batista en 1959, Fidel Castro expresó regularmente su desprecio por el estatus de culto que la Unión Soviética otorgó a líderes como Lenin y Joseph Stalin.

“Lo vio como uno de los errores de sus aliados soviéticos, y es una posición que ha ganado en importancia para Castro a lo largo de los años. Al final, se convirtió en su último deseo ”, dijo Juan Valdés Paz, sociólogo cubano y miembro de la Federación Nacional de Escritores e Intelectuales de Cuba.

Según Valdés Paz, en torno a Fidel Castro se ha desarrollado un culto a la personalidad a pesar de las intenciones del gobernante y por razones específicas del país.

“Ya existía una larga tradición de honrar a los líderes de la independencia de Cuba, como [Jose] Martí ”, dijo el investigador, refiriéndose al intelectual cubano que murió luchando por la independencia de España en 1895.“ Formó parte de los libros escolares y fue mencionado constantemente en los discursos políticos. Ni Castro ni la revolución inventaron esto.

Castro y el gobierno revolucionario que llegó al poder en 1959 mantuvieron esta tradición y luego la extendieron a sus propios héroes caídos, incluidos los guerrilleros Ernesto “Che” Guevara y Camilo Cienfuegos.

Valdés Paz dijo que si bien el gobierno fomentaba, y hasta cierto punto explotaba, el culto a estos héroes, gran parte de él provenía espontáneamente del pueblo cubano. Castro gozó de un amplio apoyo entre los cubanos, destacándose por su fuerte liderazgo e influencia en toda la región.

¿Un nuevo rostro en la Plaza de la Revolución?

READ  Erika Buenfil no perdona a Martha Figueroa: "Es como cuando dices 'esa vieja me engorda'"

Sin embargo, parece que ya se está materializando una nueva devoción por Fidel aprobada por el gobierno. En la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana, una gran imagen del líder revolucionario se ha colgado durante días sobre la Biblioteca Nacional José Martí.

El vecino Ministerio de Defensa, con mucho el edificio más alto de la plaza, parece un lugar perfecto para el rostro de Fidel Castro. Enormes trazos de expresiones de Guevara y Cienfuegos ya adornan otros edificios de la Plaza, y parece normal que El Comandante complete allí una especie de santísima trinidad de la revolución cubana.

Ministerio de Defensa de Cuba en la Plaza de la Revolución de La Habana. ¿La futura casa del rostro de Fidel Castro?

Valdés Paz ha dicho que no estaría descartado que el rostro de Fidel Castro apareciera en el Ministerio de Defensa, pero la próxima ley debería evitar tal decisión en el futuro cercano. “Parece que esta decisión se ha pospuesto por el momento. Dependerá de la próxima generación averiguarlo ”, dijo.

Otros dudan que el gobierno realmente tenga la intención de honrar el famoso último deseo. Un librero que pidió no ser identificado, dijo que Raúl Castro y otros funcionarios ya estaban trabajando duro para explotar la imagen de Fidel en un intento por sofocar la disidencia en la isla gobernada por los comunistas y bloquear reformas significativas.

Señaló un cartel grande y ordenado de la silueta de Fidel Castro que colgaba en la entrada de una biblioteca local como una forma de promover el culto a la personalidad. El librero dijo que, al igual que el cartel, la campaña se desarrollará de una manera sutil, más insidiosa.

Sé como el Che

Hay otra razón para dudar de que la gente respete la demanda post-mortem de Fidel.

El rostro del Che Guevara está en todas partes en Cuba y, a medida que el turismo se dispara en la isla caribeña, aparece cada vez más en productos de recuerdo. Che’s Face ayuda a vender de todo, desde bolsas de tela hasta imanes de nevera.

¿Es posible que la imagen de Fidel Castro se pueda usar para ayudar de manera similar a vender productos, para generar ingresos adicionales a los cubanos que lo necesitan desesperadamente?

Raúl, un joven que también vende libros y carteles de películas en La Habana Vieja, admite que los artículos con la foto de Fidel Castro se volvieron más populares luego de su muerte, especialmente entre los turistas deseosos de llevarse a casa recuerdos de su visita a Cuba.

No obstante, se mostró escéptico de que la imagen de Fidel se convierta en un logotipo de moda como se ha convertido para muchos el rostro del Che. “Lo veremos en uno o dos años. Todavía es demasiado pronto para saberlo ”, dijo.

Continue Reading

Entretenimiento

Fans de Elvis cumplen 40 años desde la muerte de ‘el Rey’

Published

on

Publicado en: Modificado:

Decenas de miles de fanáticos de Elvis Presley se reunieron en Graceland, su emblemática mansión de Memphis, el miércoles para honrar al “Rey del Rock” en el 40 aniversario de su muerte.

Más de 600.000 fanáticos visitan Graceland cada año, rindiendo homenaje al ícono de la cultura popular de quien John Lennon dijo una vez: “Antes de Elvis, no había nada”.

Cuarenta años después de su trágica muerte a la edad de 42 años, tributos florales de todo el mundo aún bordean el Jardín de Meditación, donde el rey del rock ‘n’ roll está enterrado en su casa de Memphis.

Decenas de miles de personas asistieron a una vigilia con velas el martes para conmemorar el aniversario. Entre ellos estaba la hija de Presley, Lisa Marie, quien agradeció a la multitud y encendió velas para los fanáticos.

Elvis murió repentinamente de insuficiencia cardíaca el 16 de agosto de 1977, después de luchar contra problemas de salud como el aumento de peso y la adicción a los medicamentos recetados.

Pero la idea de que su espíritu sigue vivo es fundamental para los fanáticos de todas las edades, de todos los países, que encuentran su música relajante en tiempos difíciles y se sienten conmovidos por su historia de la pobreza a la riqueza.

“Este es un regalo de Dios para todos nosotros”, dijo Lisa Bseiso, la hija de 36 años de padre palestino y madre colombiana, pero que nació y se crió en Qatar.

“Dios lo trajo a casa, pero todavía está allí”, dijo a la AFP, recordando su “encuentro muy espiritual y profundo” con el espíritu del cantante que murió durante una visita a Graceland en agosto de 2014.

“Estaba sentado en una silla”, dijo. “Tenía lágrimas en los ojos y dijo: ‘No me olvides, difunde mi herencia en tu parte del mundo’.

Una nueva tarifa de $ 28.75

Algunos fanáticos de Presley hicieron una peregrinación a Graceland el año en que murió, y han seguido viniendo desde entonces.

Durante cuatro décadas, los fanáticos han podido pasar por su tumba sin gastar un centavo. Pero este año, muchos se sorprendieron al descubrir que la procesión les costaría casi $ 30.

Los visitantes que asistieron a la vigilia tuvieron que comprar un brazalete de Pase de Propiedad de la Semana de Elvis para caminar por el largo camino de entrada y pasar las tumbas donde están enterrados Presley y sus seres queridos.

El brazalete de $ 28,75 también proporcionó acceso a un nuevo complejo de entretenimiento de $ 45 millones en la atracción turística de Memphis.

Fred Schwarz, fanático de Springfield, Illinois, dijo a The Associated Press que los fanáticos deberían sentirse insultados por la nueva acusación.

“Tenía muchas ganas de ir allí este año, y lo inventaron todo”, dijo Schwarz. “Ya ni siquiera quiero ir a Memphis. Gente que corre que no es fan de Elvis. Están en el negocio. Las empresas quieren el resultado final.

Graceland, que es operada por Elvis Presley Enterprises, dijo que los cargos fueron el resultado de una mejora en las medidas de seguridad implementadas para Elvis Week.

“Con el fin de proteger a todos y garantizar un evento agradable y significativo para todos, hemos trabajado en estrecha colaboración con las autoridades de seguridad locales, estatales y federales para establecer nuevos procedimientos que se han utilizado ampliamente en los estados Unidos”, dijo en un comunicado.

(FRANCIA 24 con AP, AFP)

Continue Reading

Trending